jueves, 25 de junio de 2009

Carta a una carta con destino y sin regreso




Querida Carta:


Es verdad, hacen quizás más de trescientos sesenta y cinco días que te escribí, sólo que hoy has atropellado mi recuerdo. Hoy llegaste de repente y sacudiste lo que de mi alma queda, lo que de mi corazón palpita al nombrarte aún. Porque eres una de esas cartas que escribí con el sentimiento por pluma y la verdad desnuda de toda clase de artilugio, adorno o deseo de impresionar, era simplemente mi yo garabateado en unas palabras, vestido de negro en la tinta que pintaba al papel. Porque no sé hacerlo de otra manera, porque soy yo entera ante el papel en blanco, porque la pluma es la batuta de mi sinfonía interior, porque por ello escribo cartas nunca escritas, porque soy la palabra que se guarda en un sobre y se echa en un buzón. Pero da la casualidad, que tú sí fuiste escrita, si fuiste enviada por el correo antiguo, con matasello y estampillas de certificada, para que no quedaran dudas y por lo menos tener un poco más de seguridad de que llegarías a tu destino.
¡Tu destino! Llegaste a tu destino, sólo que el cartero jamás tocó a mi puerta con una respuesta, con un acuse de recibo de lo que te había enviado con un papel que me quedara en las manos para acariciar tu recuerdo. Con un “firme aquí señora y tome el sobre que le ha llegado”.
Hoy te escribo carta que sí escribí, porque de repente, me he sentido sola en una batalla que quise no saber estaba perdida desde antes de comenzar la guerra ( que no hay que asustarse que son guerras de emociones y sentimientos, no de las cruentas y crueles que vivimos en el mundo a diario), o a lo mejor sí lo sabía pero me resistía a reconocerlo.

Hoy te escribo carta con destino y sin regreso, porque el horizonte se me ha hecho más lejano y porque hoy, me duele no recordar lo que en ti escribí.

De ti siempre,

Yo.

11 comentarios:

RAFAEL LIZARAZO dijo...

Hola, Esmeralda...

Cuántas cartas escribimos, que se quedan en el aire, que no llegan a su destino y que nos dejan un amargo sabor de ausencia sin conocer las sensaciones del destinatario ni tampoco su respuesta.

Triste, muy triste, tu carta de hoy.

Un abrazo.

GAB dijo...

comparar las guerras interiores con las guerras reales pueden parecer a los ojos de unos excesivas, pero no dejan de ser importantes porque las cicatrices que nos dejan son recuerdos que algo nos ha dolido y no has permeado mas alla de la superficie.

saludos

Lulu... dijo...

Muy bella carta.. plasmas en eela un dolor profundo y mucho amor.

Saludos!

Este osito significa mi amistad y cariño.

▒▒▒▒▒█▓▒▒▓█▓▓▓▓▓▓▓█▓▒▒▓█
▒▒▒▒▒▒█▓▓▓▓▓▓▓▓▓▓▓▓▓▓▓█
▒▒▒▒▒▒▒█▓▓█▓▓▓▓▓▓█▓▓▓█
▒▒▒▒▒▒▒█▓▓██▓▓▓▓▓██▓▓█
▒▒▒▒▒▒█▓▓▓▓▒▒█▓█▒▒▓▓▓▓█
▒▒▒▒▒█▓▓▒▒▓▒▒███▒▒▓▒▒▓▓█
▒▒▒▒▒█▓▓▒▒▓▒▒▒█▒▒▒▓▒▒▓▓█
▒▒▒▒▒█▓▓▓▓▓▓▒▒▒▒▒▓▓▓▓▓▓█
▒▒▒▒▒▒█▓▓▓▓▓▓███▓▓▓▓▓▓█
▒▒▒▒▒▒▒█▓▓▓▓▓▓▓▓▓▓▓▓▓█
▒▒▒▒█▓▓▓█▓▒▒▒▒▒▒▒▒▒▓█▓▓▓█
▒▒██▓▓▓█▓▒▒▒██▒██▒▒▒▓█▓▓▓██
▒█▓▓▓▓█▓▓▒▒█▓▓█▓▓█▒▒▓▓█▓▓▓▓█
█▓██▓▓█▓▒▒▒█▓▓▓▓▓█▒▒▒▓█▓▓██▓█
█▓▓▓▓█▓▓▒▒▒▒█▓▓▓█▒▒▒▒▓▓█▓▓▓▓█
▒█▓▓▓█▓▓▒▒▒▒▒█▓█▒▒▒▒▒▓▓█▓▓▓█
▒▒████▓▓▒▒▒▒▒▒█▒▒▒▒▒▒▓▓████
▒▒▒▒▒▒█▓▓▓▓▒▒▒▒▒▒▒▓▓▓▓█
▒▒▒▒▒▒▒█▓▓▓▓▓█▓█▓▓▓▓▓█
▒▒▒▒▒████▓▓▓▓▓█▓▓▓▓▓████
▒▒▒▒█▓▓▓▓▓▓▓▓█▒█▓▓▓▓▓▓▓▓█
▒▒▒▒▒████████▒▒▒████████
Pasa este osito a las personas qe quieres muchisimo y no quieres que cambien nunca. (espero recibir el osito).

Si recibes entre 2-4 ositos te quieren
Si recibes entre 4-8 ositos te quieren mucho
Si recibes entre 8-10 ositos te quieren muchiiiisimo

Silencios dijo...

Siempre de pequeña pensaba que las cartas aún en sueños llegaban a su destino. Ya soy algo "mayorcita" pero sigo pensando que mis cartas siempre llegan.

Un beso con presente

Marina-Emer dijo...

Tan bonito que era escribir una carta y luego esperar contestación...coger la carta y querer leerla a solas ...volver a leerl para enterarse mejor ya que la emoción no te la dejó leer a gusto...es una pena que estas coss y otras así de maravillosas se vayan perdiendo.
besitos
Marina

Mª Ángeles Cantalapiedra dijo...

... Una vez más es un placer venir a tu rincón a leerte.
Un saludo.

Mateo Bellido Rojas dijo...

Hola, ¿Qué tal?
Emocionado recuerdo y triste sentir. EScribir dejándonos la piel en los trazos de cada palabra y no recibir respuesta es decepcionante. El consuelo, haber amado y dado todo lo que se podía entregar.
Un día tus cartas serán más alegres, porque la ilusión no debe abandonarnos nunca. Y si notas que nos abandona, recurre a la imaginación y a los sueños. A mí me da resultado. Pero yo me conformo con poco.
Te mando un beso en el sello de esta carta.

Miriam dijo...

Quizé Esmeralda es bueno que ya no recuerdes que escribiste en ella...
Y las guerras de las que hablas, a veces, son tan cruentas como las de las armas...
Besos

Georgia dijo...

Paso a leer y a saludar

Anouna dijo...

Nunca me desepcionas, tus cartas son lo mas grato que leo. Te cuento que ellas si llegan a mi destino, el cartero vestido de azul y bolsón de cuero las trae en su unicornio blanco, como un corcél de cuento. Así que al menos yo te acuso recibo, de que tus cartas a mi me llegan... al alma.
Un abrazo, que bueno que estes recuperada.
Que tengas una buenisima semana.

mariajesusparadela dijo...

Preciosa carta. Precioso reflejo del sentimiento de una carta escrita un año atrás. Llegué a ti por casualidad, pero te seguiré desde ahora.