domingo, 7 de junio de 2009

Carta a Mario Benedetti


Querido Don Mario:

Quizás Usted, estaba acostumbrado que lo tratasen tuteándolo, mas, el que le trate de Usted, tenga por seguro no significa que no lo tenga por cercano, por ser parte de mí desde que nos presentaron. Y para que vea lo que son las cosas, de ese conocerle no hace ni una década, porque yo, que vivo entre libros de autores conocidos y menos conocidos, no había llegado aún hasta  Usted , pero llegó el día en que una amiga amante de la palabra, hace alrededor de cinco años me hablara con tanta pasión de sus obras, que me llevó a descubrirlo en “El olvido está lleno de memoria”, en todos sus “Inventarios”, en algunas de sus novelas, porque confesarle quiero, que no todo lo que ha escrito tengo. Se me han escapado quizás algunas de sus obras fundamentales, pero, es innegable que basta leer alguna de sus novelas, o su poética, para enamorarse de su estilo, de su manera de narrar, de su llegar a lo profundo del alma o a la sonrisa socarrona de sus ironías tan bien descritas hasta en su versos.
He llenado ausencias con su palabra, he compartido presencias con Usted, también.
Usted, me abrió un mundo nuevo en la manera de relatar lo que siento en “ensayos” de poemas, me enseñó a escribir sin punto y coma, sin mayúsculas o con todas las mayúsculas, aprendí de Usted a decir lo que siento sin colocar cortapisas, sin cerrar los ojos ante lo que en mi entorno pase o ante lo que mi corazón sienta.
Uruguayo Usted, venezolana yo, no me conoció de nada, no nos tropezamos en alguna calle o en alguna librería o en un teatro donde Usted fuera el invitado para un festival o recital que diera. Nunca nos tomamos un café juntos, sin embargo, le debo tanto al conocerle a Usted, que desde el 17 de mayo de este 2009, mi corazón está contrito, porque como pasa con los grandes y humildes hombres de la historia, los creemos y queremos eternos tanto en la vida presente como en la eterna y Usted, nos dijo ya hasta luego. Se marchó a esa dimensión donde nos aguarda la eternidad, donde desde allí se recrea seguramente al mirar sus pasos en las huellas profundas que dejó en el mundo de la Literatura y su postura ante lo social y político, lo religioso. Se le respeta y respeto en sus posturas, a hombres como Usted, se les admira y sigue sin pedirle carnet de afiliación alguna.
Por eso, desde donde esté, permítame dejar aquí uno de sus poemas quizás más conocidos, poema que he repetido tantas veces, porque es un himno de “solidaridad en el sentimiento amoroso”, aplicable a cuánto signifique “contar con alguien y con Usted”:
HAGAMOS UN TRATO


Cuando sientas tu herida sangrar
cuando sientas tu voz sollozar
cuenta conmigo
(de una canción de CARLO PUEBLA)




Compañera
usted sabe
puede contar
conmigo
no hasta dos
o hasta diez
sino contar
conmigo
si alguna vez
advierte
que la miro a los ojos
y una veta de amor
reconoce en los míos
no alerte sus fusiles
ni piense qué delirio
a pesar de la veta
o tal vez porque existe
usted puede contar
conmigo
si otras veces
me encuentra
huraño sin motivo
no piense qué flojera
igual puede contar
conmigo
pero hagamos un trato
yo quisiera contar
con usted
es tan lindo
saber que usted existe
uno se siente vivo
y cuando digo esto
quiero decir contar
aunque sea hasta dos
aunque sea hasta cinco
no ya para que acuda
presurosa en mi auxilio
sino para saber
a ciencia cierta
que usted sabe
que puede
contar conmigo.
(Mario Benedetti )

Pero además, me gustaría recordar aquí, con Usted un poema que lo descubre, en esa dialéctica que sufren de vez en cuando los incrédulos haciéndose la pregunta que muchos nos hacemos:


¿Y SI DIOS FUERA MUJER?
¿y si dios fuera mujer?
pregunta juan sin inmutarse
vaya vaya si dios fuera mujer
es posible que agnósticos y ateos
no dijéramos no con la cabeza
y dijéramos sí con las entrañas
tal vez nos acercáramos a su divina desnudez
para besar sus pies no de bronce
su pubis no de piedra
sus pechos no de mármol
sus labios no de yeso
si dios fuera mujer la abrazaríamos
para arrancarla de su lontananza
y no habría que jurar
hasta que la muerte nos separe
ya que sería inmortal por antonomasia
y en vez de transmitirnos sida o pánico
nos contagiaría su inmortalidad
si dios fuera mujer no se instalaría
lejana en el reino de los cielos
sino que nos aguardaría en el zaguán del infierno
con sus brazos no cerrados
su rosa no de plástico y su amor no de ángeles
ay dios mío dios mío
si hasta siempre y desde siempre
fueras una mujer
qué lindo escándalo sería
qué venturosa espléndida imposible
prodigiosa blasfemia


Mario Benedetti

Su biografía, mi querido Maestro, la dejo para los biógrafos, sólo sé que desde 1920 en El Paseo de los Toros en Uruguay a 2009, en su Montevideo del alma, Usted plenó de luz a esta parte de la tierra y ¿por qué no? a todo el planeta.


No me despido, me quedo con Usted al abrir cualquiera de sus libros, o al cerrar los ojos y repetir alguno de sus versos, dando gracias por el fuego que nos deja.

Hasta siempre ¡Poeta!

Yo.

19 comentarios:

SUSANA dijo...

Con el corazón en estas manos que teclean, te agradezco la maravillosa Carta a nuestro Mario.

Él supo meterse bajo nuestra piel, regalarnos las más bellas páginas de poesía, acelerarnos el pulso, vibrar en nuestras almas.

¿Cómo se despide a un Amigo así? Con un "Hasta enseguida". En algún lugar nos estará esperando, pródigo, como supo serlo entre nosotros.

Gracias Querida Amiga!

Mi beso Enormeeeeeeee para Vos!

Lulu... dijo...

Bien merecido homenaje a este gran señor.
El poema es subliminal y enternecedor.

Gracias por compartir.

Un beso!

Leo dijo...

Muy buena carta a este gran Poeta, mi amiga. Si echas una mirada a mis blogs. verás en uno una poesía de este señor, y en el otro un pequeño poema mío dedicado al mismo.
Abrazos, Leonor.

Moony-A media luz dijo...

No hay despedida posible. Se nos quedaron sus palabras adheridas al alma.
A los amigos no se les dice adiós, basta con un hasta luego.

Preciosa carta.

Un beso grande.

joselop44 dijo...

Ha sido un muy bello homenaje.
Saludos

DRIADA dijo...

Empiezo a sentirme avergonzada de no conocer por mi propia iniciativa al poeta, pero levo leyendo gracias a los que la poesia es como un brazo más a importancia de ese hombre llamado Mario. Nunca es tarde

··· Chun.Lii dijo...

No podemos despedirnos para siempre de un gran poeta como lo fue él, pues nos quedan cada una de sus palabras en sus poemas y libros... de los cuales, quienes lo admiramos, le estaremos por siempre agradecidos.

muchoas gracias por este bello homenaje

Jose Ramon Santana Vazquez dijo...

...todo un buen elenco de poemas y de sentidas palabras que has escrito con el corazon y el alma al mismo tiempo.mario estara orgulloso alli en el olimpo donde solo reposan los buenos de sentimiento e inspiracion...jose ramon...---

Mistral dijo...

Preciosa carta y homenaje al maestro. A él, le hubiese encantado leerla. Saludos

Marina-Emer dijo...

que hermosas palabras las escritas por Mario Benedetti...todos sus poemas maravillosos.
Te saludo y a la vez con un abrazo
Marina

Anouna dijo...

Hermosa carta, espero que Benedetti la esté leyendo ahí donde él se encuentre y se regocije tanto como lo he hecho yo al leerla. Nos queda su esencia en sus escritos, y su voz sin estridencias, sino simples suspiros. Admirable por su sencillez.
Una carta que quedará junto a sus libros.
Un abrazo, mi gratitud por compartir tanta belleza.
Anouna

Incombustible dijo...

Esme:
¡Qué carta tan maravillosa! Benedetti fue alguien que me acompañó durante mis épocas universitarias..e intermitentemente , durante los años posteriores.
Tuve la oportunidad de estar en la presentación de uno de sus libros: en la biblioteca nacional de maestros. No pude acercármele porque eras muchos los que queríamos verlo...solo vi su cabeza, a lo lejos y escuché sus palabras. No cambio, por nada, esa experiencia.

Gracias por estar siempre presente amiga, te quiero mucho y sabes que puedes contar conmigo.

Besos y apapachos

Mª Ángeles Cantalapiedra dijo...

te has superado esta vez...

Anónimo dijo...

Acabo de leer tu carta a Benedetti y me emocioné de una manera, que pedi permiso a las lágrimas para agradecerte el escrito, por el poeta que dejó su fuego encendidido en el corazón de sus seguidores por siempre. Gracias, eres un FENOMENO !!!!
Y.Pérez

Mateo Bellido Rojas dijo...

Hola, amiga.
Tu sentida carta nos emocionó como antes lo hiciera el poeta. Por suerte sólo se marchó su cuerpo. El vivirá siempre en sus palabras, que las dijo y las dejó escritas.
Gracias por tu sincero homenaje, me sumo a él.
Besos

Silencios dijo...

Con cuanta delicadeza y ternura escribes las cartas. Con permiso me he instalado en tu casa, para seguir deleitando todos mis sentidos a través de tus maravillosas letras.

Sentido homenaje a un maestro de los sentimientos encontrados.

Un abrazo y gracias.

Georgia dijo...

ARCO IRIS

A veces
por supuesto
usted sonríe
y no importa lo linda
o lo fea
lo vieja
o lo joven
lo mucho
o lo poco
que usted realmente
sea

sonríe
cual si fuese
una revelación
y su sonrisa anula
todas las anteriores
caducan al instante
sus rostros como máscaras
sus ojos duros
frágiles
como espejos en óvalo
su boca de morder
su mentón de capricho
sus pómulos fragantes
sus párpados
su miedo

sonríe
y usted nace
asume el mundo
mira
sin mirar
indefensa
desnuda
transparente

y a lo mejor
si la sonrisa viene
de muy
de muy adentro
usted puede llorar
sencillamente
sin desgarrarse
sin deseperarse
sin convocar la muerte
ni sentirse vacía

llorar
sólo llorar

entonces su sonrisa
si todavia existe
se vuelve un arco iris.

Mario Benedetti

Dos abrazos querida

Scarleth dijo...

te lo han de haber dicho mil veces ya, pero si no te lo digo me iré inconforme a dormir. ¡Escribes hermosamente! La carta a Mario Bendetti... wow... sólo conocia de él ese poema de hagamos un trato y con lo que haz escrito me dio hambre de leer más.
Recien empiezo con mi blog... y he de decir que fue el tuyo el que me inspiro, así que si en tiempos futuros (y suponiendo que algun dia le visites) encuentras algo similar al tuyo espero no enfadarte y que comprendas que cuando algo nos impresiona es dificil no robarnos un poco de su escencia... de igual manera no esta demás decir que la tematica es distinta.. tal vez muy distinta... tú escribes de tus realidades mientras yo lo haré de mis fantasias...

Mucho discurso termina por enfadar así que aqui termino diciendo que seguramente sabrás de mi seguido.. tanto hay que leer por aquí y seguro no me abstendre de comentar!

Un beso por la escritora que eres!

Nene dijo...

Querida amiga;

Ve que además de compartir aficion (escribir) compartimos admiracion (por Mario) y un titulo muy parecido de blog (lo que me llevo hasta usted)

Gratas coincidencias! (¿O será el destino?)

Un placer leerla.(No dude que volvere a visitarla)

Un saludo (un hasta luego)

(;)