miércoles, 29 de julio de 2009

Carta a la Sensualidad


Mmmmmmm

Siempre presente Sensualidad:


Podrás dormir alguna vez, quizás quedarte sentada en algún sofá en espera del cuerpo que se fue a tomar un café y no volvió. Tal vez entre tanto devenir, andar a las carreras por todo, te haces invisible, etérea en la piel que siempre es sensual a pesar del tiempo y de la “gravedad”-léase caída libre de algunas partes del cuerpo-, caída implacable que sufrimos los seres humanos, aunque también nos “inflemos” un poco y no de lujuria o deseos, si no de peso en la masa corporal del “metabolismo que nos cambió” (vaya excusa). En fin, que hoy mi querida y siempre danzante sensualidad, eres destinataria de estas letras que jamás te escribí.
¡Ay! Que eres una palabra que relame, que al pronunciarla o escribirla, miles de imágenes se posesionan de nuestra mente y nos hace golosos, en el mojar los labios o sonreír papando moscas, ante un recuerdo, un aroma, un entrecerrar los ojos para recordar momentos mágicos y hasta quizás para imaginar lo que no ha sucedido con quien quieres que suceda todo, teniendo esa sensación de que hay algo que no has vivido, que sólo lo has disfrutado en la fantasía, en la metáfora de tu cama vacía de medio lado, o en tu cama ocupada, pero sin ganas de la otra mitad.
Ser sensual es gozar de los placeres de los sentidos, por lo tanto eres un todo, eres lo que nos habita e incita al deseo sexual, a la satisfacción de una de nuestras primigenias necesidades y como necesidad al fin, al satisfacerla, se siente ese placer infinito de bienestar, del instinto saciado, a sabiendas que al rato, -aquí una acotación sobre lo denominado “rato”; como el tiempo es algo tan indefinido ese rato puede ser largo o corto, o eterno o hasta siempre jamás, vaya usted a saberlo-, aunque al rato, repito, vuelva un@ a sentir las mismas ansias que acabas de saciar.
Además, también quiero decirte Sensualidad, que me alegra mucho tengas nombre de mujer, porque te precede el artículo que marca tu género: la.
¿Te das cuenta? nos embargas en la dualidad, en la ambigüedad que muchos no quisieran, sin embargo vives en cada quien sin importar su sexo u orientación sexual.
Eres una maravilla, además que nos llevas tantas veces por la “calle de la amargura” del deseo, bien sea por un roce, una mirada, un sueño, una fantasía, un beso, el abrazo acariciado que haces sientas ese calor que invade, llevas nombre de mujer porque eres femenina.
Tal vez por eso, enciendas tantas pasiones como ternuras entremezcladas en todo cuanto puedas percibir a través de los sentidos de quienes nunca se tachan de hedonistas, porque les parece que la palabra es fuerte y los etiquetan como algo enfermizo, cuando el hedonismo vive y pervive en cada quien , sólo basta tocar la tecla o el punto adecuado para que salte. Claro, se entiende en una sexualidad sana, conforme a lo que cada quien quiere experimentar o vivir como adultos, sin tabúes y frenos de la palabrita, NO, sin darse la oportunidad de probar si gusta o no el manjar ofrecido. En los más jóvenes, el descubrimiento hace de la vida, la especulación más grande y fascinante del mundo, ya llegarán a sus puertos.
Lo cierto es que desde hace unos días vengo pensando mucho en ti, además de sentir que la vida es muy corta e impredecible, que las hormonas a veces salen a pasear tocando las puertas que creíamos cerradas con cuatro cerrojos y que hay que vivir, lo que de vivir nos queda disfrutando de cada instante que la memoria, el presente y los sentidos alertas y no adormecidos nos dejen.

Si, mi querida Sensualidad, de repente, el cuerpo ha regresado al sofá, ya no con un café, quizás con una copa vacía para llenarla de ti.

No me despido, ¿por qué habría de hacerlo? En muchas de mis cartas nunca digo adiós, en esta, menos aún.

Te abrazo con todo lo que de abarcar puedan mis brazos.

Yo.

15 comentarios:

maruxiña dijo...

Hay que disfrutar de cada momento, en eso consiste esa pequeña cota de felicidad que somos capaces de alcanzar los humildes mortales. Muy buena la carta!!!

Biquiños!!!

Geni dijo...

Cuanta pasión pones en esta maravillosa carta,me encanta.
Para mi la sensualidad es vital, es esa atmosfera que te rodea y que te impregna con su aroma que te hace desear y que te deseen,hay personas que no son físicamente el prototipo de belleza establecido pero la sensualidad que desborda les hace ser mas deseables a los demás.
Un besito.

Marina-Emer dijo...

ESTA CARTA TUYA SE PARECE A LA POESIA DE MI POST QUE NO TENGO CON QUIEN SOÑAR Y DE CALENTITA QUEMA PERO PARA ESO SE ES ESCRITOR .
BESOS
MARINA

Leo dijo...

Qué voy a decirte: Carta descrita con amor, con candor, con picardía....¡Genial!.
Besitos
Leonor.

Hecha de silencios dijo...

La sensualidad amiga, esa que se esconde a veces con rubor pero que sabemos que está allí y nos coquetea y nos besa, como corresponde mientras estemos vivos, aunque la piel se haga gris y los demás nos vean ancianos, los que derrochan juventud sobretodo y por ende de carne firme y desconocimiento del ser. Y es que la sensualidad es vida y no podemos dejarla partir aunque debamos hacerla rea si quiere marcharse porque está asociada a la vida, Te abrazo
Elba

mariajesusparadela dijo...

Sí, el veranito, la poca ropa...y hasta una naciana se sorprende...

joselop44 dijo...

Tus cartas son fascinantes, maravillossas, no podía quedarse atrás la dirigida a la sensualidad,.
Un abrazo.

Miriam dijo...

Hermosa palabra, hermosa sensación, hermoso deseo... sensualidad que no todos poseen y que muchos añoran...
BEsos

Mª Ángeles Cantalapiedra dijo...

es cierto, es una palabra que relame, que abarca un círculo mágio de una parte de nostros, más del ama femenina (para mí)
Estupenda carta
Buen finde

Cartas que nunca escribí dijo...

A quienes van dejando su sentir en las respuestas a esta carta dirigida a la Sensualidad, gracias detodo corazón. Invaluable su estar y ser en este espacio.

Abrazos.

Mateo Bellido Rojas dijo...

Hola, te saludo sensualidad.
Vivir sin sentir no tiene sentido.
Pero la sensualidad es mucho más que sentir. Es sentir con agrado, con disfrute, con regocijo.
Yo os propongo sentir así, porque así siente la autora de este magnífico y siempre sensual blog.
Un abrazo

* HADA ISOL dijo...

Esta carta está llena de sensaciones bellas y dulces,la he disfrutado y sentido mucho,es maravilloso tener la oportunidad de leerte!un abrazo!

gustavo dijo...

Tus cartas me sorprenden. Las disfruto realmente. Esta es sencillamente fantástica. Es que para escribirle a la sensualidad (que tiene nombre de mujer)se debe ser muy sensual. Además de saber escribir como vos por supuesto. Fuerte abrazo

Anouna dijo...

Tolo es parte de nosotros, y permanecen con nosotros por siempre, por qué tendría la sensualidad que dejarnos, si es parte de nuestra esencia, aunque el cuerpo a veces tenga sus días de cambio, no es el mismo el que anhela poder hacer que la sensualidad nuevamente domine los pasos, envuelva en baile, en gozo, en ilusión?

Bello tu escrito, la verdad, dice fielmente a lo que significa esta palabra a veces temida y mal interpretada, pero que es parte indiscutido del ser.

Abrazos,

Anouna

Sex Shop dijo...

muy buenooooooo!!!!!