sábado, 6 de diciembre de 2008

Carta al Espejismo


Querido Espejismo:






Te definen como una ilusión óptica, como un ver en la lejanía una especie de espacio acuoso, que no existe. ¡Cuántas veces mi padre, cuando nosotros, pequeños e incrédulos en carretera nos hacía "trampas" con los espejismos, viajando por el país y eran largos y largos los caminos! Siempre nos decía , "miren el charco de allá, a lo lejos" y cuando se suponía llegábamos a él, no había nada, desaparecía bajo las ruedas del auto el reflejo del agua que nunca pasábamos.
Luego de tenernos un rato bajo el encanto de la magia de lo inexplicable, nos aclaraba que esa ilusión se llama "espejismo".


¡Cómo absorbían mis ojos, mis sentidos, lo que parecía algo como sacado de un sombrero de un cineasta! Temblaba el agua a lo lejos, se veían los árboles reflejados en ella, un espejo en el asfalto. Un algo que no existe.

Pero sí existe una explicación lógica: (Tomado de Wilkipedia)


"Un rayo luminoso, al pasar de un medio a otro de índice de refracción diferente, sufre un desvío; cuando ese rayo llega al ojo de un observador, éste lo ve venir no ya de su frente, sino del punto donde ha sido desviado. Si el rayo pasa sucesivamente por varios medios de índice de refracción creciente o decreciente, sufrirá otros tantos desvíos cuyos efectos se sumarán. El conocimiento de esos fenómenos de refracción permite comprender el espejismo.
En los
desiertos tropicales, en contacto con el suelo tórrido, el aire se calienta y su densidad varía a partir de aquél. Como el índice de refracción depende de la densidad, un rayo de luz reflejado por un objeto lejano, hacia abajo y en la dirección del observador, va experimentando refracciones sucesivas al atravesar las distintas capas de aire: su inclinación hacia el suelo es cada vez menor y, tras llegar a la horizontal, el rayo sufre nuevas refracciones, aunque esta vez hacia arriba. Así es como, tras haber descrito una trayectoria curva de convexidad dirigida hacia abajo, llega al ojo del observador, que ve en el suelo (espejismo inferior) una imagen poco neta del objeto. Ahora bien, como otros rayos de la misma procedencia llegan también directamente al ojo del observador, éste tiene la impresión de ver a la vez el objeto (por ejemplo, una palmera en un desierto) y, al pie del mismo, una segunda imagen invertida, como si esta palmera se reflejara en una superficie líquida inexistente. Por eso, en las horas más calurosas del verano, la imagen del cielo parece venirnos del asfalto de la carretera, si está muy caliente, a la vez que ésta nos parece mojada.
Es excepcional que la trayectoria de los rayos luminosos sea convexa hacia arriba (espejismo superior); de producirse, un barco, una montaña, etc., parecen flotar en la
atmósfera."


Esa es la explicación lógica, de esta ilusión óptica.


Pero aqui me detengo y pienso...pero más que pensar quizás...siento y te escribo entonces, como la ilusión que fuiste o la quimera que se extinguió en un fuego sin maderos, sin rayos que encendieran la pasión del amor, o la verdad del sentir en ambas direcciones.

Has vivido en mí ¡tantas veces!, he pasado por calles, cruzado esquinas, encontrado un libro, un verso, un poema, tirado al desgaire de una ilusión, de una conquista, de un creer que al fin eras tú la verdad cierta que dejaba atrás el espejismo de la vida.

Te escribo a ti, a lo que mi ojo creyó ver, a lo que mi corazón loco y desvariando sintió en medio de este avatar, arrebol de todos mis sentires.

Te escribo a ti, Espejismo al que nunca llegué, a pesar de la carrera sin fín que mi alma emprendió en pos de ti.

No sé si mis ojos volverán a ser niños en la creencia de la ilusión que allá, adelante, más allá, en el medio de la carretera, hay una laguna, un río, un lago o un mar pleno de vida y de mañanas.
Sólo sé que hoy estoy llena del espejismo que viví en el engaño de un amor que se engañó a sí mismo.


Con todo mi afecto, a pesar de las desilusiones, me despido de ti, hasta siempre...


Yo.

11 comentarios:

DRIADA dijo...

Y te quieres quedar con ese recuerdo de los espejismos de nuestras vidas pero la realidad te da en la cara y aunque cierres los ojos y no quieras verla te entra por otros sentidos, te rodea y te arrastra.
Dias tristes de una realidad cruel
Besos

Maria dijo...

Los ojos ven y la mente, escondida en la oscuridad del cerebro, interpreta, y yo creo, aunque parezca mentira, que casi siempre interpreta lo que más le conviene. Quiero decir que ante el mismo espejismo a un pesimista ¿no le interesaría más ver lo nefasto? ¿o a un optimista lo esperanzador? ¿y si háblaramos por ejemplo de gente enamorada o des-enamorada?

Maria dijo...

Se me escapó el mensaje cuando escribía que me encanta poder estar aqui de nuevo. Un beso.

Inés Bohórquez dijo...

Cuantas cosas imagine con esos espejimos en la carretera caliente de tantos viajes. Busque incansable en mis ojos la verdad tras aquella tan extraña fantasís.

Mira tu que cosas las que uno se entera con el pasar del tiempo y es que la ciencia tiene su motivo.

Para mí siempre serán esas fantasías que tanto imaginaba esas historias que tejiamos de niños mi hermano y yo y se que aunque tenga esta explicación para nosotros eran seres y mundos mágicos y quiero recordar así siempre...

una carta que sin duda me ha dejado como siempre en un buzón eterno de recuerdos de tantos momentos de niña de tantos momentos donde la fantasía se apoderaba de mi realidad.

Encantada de leer una nueva carta de tu buzón "mágico"

un abrazo y muchas bendiciones.

Miriam dijo...

Yo me quiero quedar con los espejismos de tu infancia... el recuerdo de la inocencia que uno va perdiendo con la adultez.
Pero por que no poder vivir esos espejismos disfrutados en el hoy? me alegra que le digas hasta siempre... el dolor no te quitó la esperanza, verdad que no?
Besos

KAMELUCHA--MELA dijo...

Son excelentes tus cartas,,
son a veces mas que eso,,y originales,,si es cierto en la vida en esos viajes por las carreteras de Venezuela,,a que se ven a lo lejos,,como brillan,,,
si que los recuerdo,,nunca los vi en otra parte,,,
y la vida a veces tambien nos hace ver,,ver espejismos,,que mejor ...dejemos pasar ,dejemos a un ladito para seguir mejor...
besitos
y felices ,..fiestas aunque sea como un espejismo para algunos,,aunque sean dificiles,,
no hay que dejar de sonrreir...

efimero y abstracto dijo...

Que tristes son esos espejismos de amor...
Yo misma tuve un espejismo...de esos atroces donde ..el espejismo era solo visto de mi angulo..por que nadie mas lo vio...
un gran abrazo

Ave Mundi Luminar dijo...

Me ha impresionado el continente y el contenido de tu texto.

Hoy, buscando una imagen para el desasosiego de un recuerdo perdido, me he encontrado con la que tu acabas de depositar en la retina de mis pensamientos.

"El espejismo"... "Espejismo al que nunca llegué, a pesar de la carrera sin fin que mi alma emprendió en pos de ti".

Como anillo al dedo para mis experiencias de hoy.

(voy a ver que más encuentro en tu blog)....

Saludos.

María Gabriela Costigliolo dijo...

bellisimo!!!...él hombre al que acabo de renunciar es un espejismo.. cruel espejismo de muchas cosas que creia. Un beso desde Córdoba Argentina.

SUSANA dijo...

Querida Amiga:

Me gusta cuando levantás temas como éste, lo enfrentás y finalmente le escribís una carta, razonando sobre lo que fue y es.

Y cuando un espejismo se confronta, pierde toda su ilusión, por buena o mala que fuera.

Gracias por otro excelente trabajo!

Mi abrazo para Vos!

Incombustible dijo...

¡Aaay Esme! Siempre me gustan tus cartas, por la sensibilidad y lo mucho que mueven en mí. Pero, en este momento, la del espejismo me ha llegado especialmente.

Yo, como alguna de tus comentaristas, acabo de salir de un espejismo, donde alguien uso un espejito para provocarlo. Y a pesar de lo que duele darse cuenta...estoy dispuesta, como tú, a decirle "hasta siempre"...porque prefiero seguir ilusionándome a perder esa sensación aventurera en el camino.

Un beso amiga y muchos, muchos apapachos