sábado, 3 de mayo de 2008

Carta a Dorian Grey



Querido Dorian:

Oscar en su afán de darte a conocer, hizo llegara a mis manos , hace mucho tiempo,
¡ tanto! que no recuerdo el cuánto, su novela donde hacía de ti el capricho de Basil Hallward, el pintor cuasi fracasado que hizo de tu imagen, el cenit de su gloria, en la creencia de que tu belleza , era la causa de su inspiración para su arte renovado.
Y tú, cual Adonis de finales del siglo XIX, cual Narciso moderno, influenciado por Lord Henry Wotton, te entregas al mayor de los hedonismos, proclamando junto con él, que, “lo único que vale la pena en la vida es la belleza, y la satisfacción de los sentidos”. Llegó el día en que no tardaste en darte cuenta como ocurre en la vida, que todo se acaba, deteriora, envejece, muere. Y desesperado ante tu magnífico espejo del cuadro que te refleja capturado en el tiempo, en plena juventud y belleza, clamas por esa inmortalidad, por permanecer asi, como fuiste pintado, como fuiste glorificado por los amantes de las beldades. Se te concedió el deseo. Fuiste entonces presa fácil de la entrega al libertinaje, a las perversiones de la carne, del cinismo, del desprecio por el otro ser humano, prójimo de ti, mientras en la oscuridad de tu despacho, oculto bajo las sombras , el cuadro iba manifestando cada horror cometido, cada bajeza de alma, cada sentimiento vil, desfigurándose, envejeciendo. Así llegaste asesinar a tu mentor, huiste de ti mismo y te encontraste con la peor de las caricaturas en el pavor del cuadro que reflejaba tu alma. Presa de la locura, del no poder escapar de todos tus infiernos clavas el cuchillo que desgarra tu espejo en el cuadro pintado que te hacía inmortal. Pero como suele pasar con todo hechizo recuperado, y en manos de Wilde , tu tiempo en el retrato te volvió joven, hermoso y de mirada limpia , mientras que tú, hombre mortal, morías hecho el monstruo que en realidad construiste a través de la vida.

Ciertamente, Oscar Wilde, bien supo manejar los intríngulis del alma en el ansia de una eterna juventud plena de belleza, caparazón que muchos creen es el fin de pasar por la vida, sin percatarse, que es el alma y el corazón, los que marcan la verdadera belleza reflejada en cada mirada, en cada gesto de cualquier Cuasimodo, enamorado de Esmeralda.
Lugar común esta historia del saber que sólo desde adentro se irradia la belleza, mas, como siempre me impactaste y aprendí de ti, que cada acción ejecutada era una marca en mi rostro, o el despeje de una lágrima, te escribo estas líneas con el convencimiento, que ninguna fotografía guarda el mañana, sólo el instante que fue presente en la lente que capturó la eternidad.

15 comentarios:

*°·.¸¸.° Heidy °·.¸¸.°* dijo...

y es que la belleza externa es pasajera. Muchos basan toda su vida en su apariencia externa, y no en la belleza del corazon.
De nada sirve una cara bonita si tiene un corazon vacío y la cabeza hueca.

Me gustó tu carta. Saludos

Gala y Dolar dijo...

Para la gran mayoria no hay nada mejor que la belleza exterior...pero a mi me crea tristeza,la base de nuestra esencia esta en el interior.
Cuando escribas una carta a Bob Marley dale recuerdos de mi parte
:)

mi despertar dijo...

Placer descubrirte recién me levanto, placer mirar tu blog Voy a leerte

KLAU RELOADED dijo...

QUE BUENA ELECCION ESMERALDA NADA MENOS QUE DORIAN Y SU PACTO !!!!!!! TE FELICITO TU CARTA ES IMPECABLE COMO CADA PALABRA QUE DIBUJAS DESDE TU CORAZON !!!!!!!!!

GRACIAS POR ESTAR CERQUITA CONMIGO

BESOS
MILES
KLAU
♥♥♥♥♥

Raquel Fernández dijo...

Me encantó tu blog. Es diferente a todos los que visité antes. Te felicito de todo corazón.
Voy a leer todo muy atentamente.
¿Habrá alguna carta a John Lennon?
Te mando un abrazo enorme desde Buenos Aires y muchísimas gracias por visitarme!

Blasfuemia dijo...

Inevitable la imagen: Dorian delante del espejo, leyendo tu carta. Y después, ligeramente encorvado, medita.

Luna Carmesi dijo...

Fascinante carta para un clasico en un presente donde se me ocurre que hay personajes con demasiadas semejanzas...

Un abrazo!
:-)

Lilyth dijo...

Leí el retrato de Dorian Grey hace tantos años que perdí la cuenta, sin embargo el impacto que causó en mi sigue latente. Cuantas veces abre recordado el libro pensando en las debilidades del ser humano, el querer descuartizar a la belleza para convertirla en algo completamente físico.
Cuantas veces protesté contra la idea de que mientras lo que se ve mantenga el secretismo total nadie debe preocuparse de lo que sucede en el interior… un libro perfecto, un personaje con el que lastimosamente nos podemos comparar, pues ¿Cuántos entregarían su alma a cambio de un cueño? Un autor increíble y como siempre, una carta impecable.
Saludos E! te dije que necesitaba pensar un poco mi comentario, pero creo que a pesar del tiempo que le dediqué no he sacado nada en limpio. ;)

Maria dijo...

Wilde es un héroe de mis años más jóvenes, los de entremedias y los menos jóvenes. Nunca me cansa su don y su maestría para entrar en el entramado emocional de sus personajes y en la compleja sociedad hipócrita en la que le tocó vivir. Gran post. Enhorabuena.

Geminis dijo...

Un carta que invita a la reflexión, cuánta gente vive por la fachada que proyecta sin cultivar su interior, sin regar su jardín....

Besos.

LEO MARES dijo...

Encantado de conocerte. Me gustó el post. Dejo un abrazo, con permiso

olvidare el ayer... dijo...

un proverbio chino dice:la gente se areglan todos los días el cabello,¿por qué no el corazón?.
vivimos en un mundo donde lo que más importa es el exterior,y toda esta mala educaccion influye negativo en la gente,olvidando de los valores morales.
sabio y bello tu post.
besitos.

Lauris dijo...

Se percibe inteligencia y bien arte al escribir.
Saludos.

Lauris dijo...

* buen arte.

jojojojo

KLAU dijo...

POR DONDE ANDAS ESMERALDA?
TODO BIEN?????

VINE A VISITARTE UN RATITO, TE DEJO UN BESO CON DORIAN

BESOS
MILES
KLAU ♥