viernes, 4 de febrero de 2011

Carta al cáncer


Carta al cáncer


¿Cómo poder encabezar esta carta, este escribirte a ti, flagelo de la salud?
Quizás podría iniciar estas líneas con una serie de improperios o con reflexiones profundas que hablan de castigos y karmas.  Esto último, crueldad absoluta para quienes hemos sufrido y sufren, hemos luchado y luchan, por ganarle la batalla a la enfermedad de los siglos, o para los que tuvieron que partir porque no llegaron a tiempo al arsenal que permitiera barrerte de sus cuerpos.
Quizás, podría escribirte cáncer, sobre lo que parte en dos la vida, cuando se sabe,  se recibe la noticia de que habitas en nuestro cuerpo.
Mi experiencia contigo es mía, particular, nos enfrentamos y hasta hoy las primeras batallas las he ganado, superado. No sé si volverás, espero que no, igual, si regresas de malévolo y con inquina,  volvería a plantarme  ante ti y lucharía hasta vencerte.

Pero lo que me mueve realmente a escribirte, es que a pesar de la satanización que produce tu sólo nombre, no eres más que otra enfermedad que nos acecha y nos corroe. Que igual que el que sufre otras enfermedades tan letales como tú, de la misma manera debe aprender a vivir con su Espada de Damocles. Y aunque parezca paradójico, algo muy positivo queda siempre de todo lo que sufrimos y vivimos.  Crecemos, nos volvemos adultos aunque tengamos 50, ó 60 años.  Aprendemos a  apreciarnos y apreciar lo que de un manotazo, nos puede ser arrebatados, y, cuando digo esto, me refiero a lo que dejamos de disfrutar de los instantes maravillosos que nos brinda el tiempo, la naturaleza, el beso de una madre, la caricia de un hijo, el ser apoyo y hombro para otro más débil o ser una por ser, una pequeña golondrina haciendo verano donde haya verano, tratando de ser acogida en un nido donde quepamos dándonos calor,  todo por superponer lo que creemos es lo primordial, lo urgente, lo que no podemos dejar para un instante después.

El cáncer es curable si se diagnostica a tiempo, se vence. Es verdad que  se vive expectante como igual vive el que vive con  una cardiopatía, una tuberculosis, una diabetes o tantos y tantos otros males que igual merman nuestra salud y frena la vida en nuestra carrera para ir , a veces ni se sabe hacia dónde.
En medio de todo el tsunami que representas, cáncer, hoy hay más ganadores que ayer, hoy hay más esperanza de vida, hay más posibilidad de llegar a erradicarte de nuestra vida.
Mas hoy, en medio de todas las campañas de concientización hacia la prevención y lucha contra ti,  me mueve el apoyo que debemos brindar a los más pequeños, a quienes comienzan a abrir los ojos al mundo y donde tú, te has instalado en ellos, en los niños.  Por eso, pido por ellos, hago un llamamiento a quienes tienen  la oportunidad de brindar una luz en tratamientos, en compañías alegres, en las entidades gubernamentales que provean de hospitales, de camas amables donde un niño pueda ser tratado con toda la dignidad que se merece como la merecemos todos. Que la seguridad social sea realmente una seguridad social y repare en la salud con todos sus medios y logremos así, niños, jóvenes, adultos, mayores, tener una esperanza de calidad de vida mejor, para ganar batalla tras batalla en cada mal que nos invada.

Y a ti cáncer, que me arrebataste una mama, y antes otros males arrebataron otros órganos, debo agradecer a Dios que   me dejaron la buena fortuna de saber apreciar, que nada vale estar completo  en carne y hueso, si el tiempo que nos toca en la vida no lo sabemos exprimir al máximo, para lograr , una cuota de felicidad.

Me despido de ti, a sabiendas, cáncer, que más temprano que tarde, los científicos encontrarán el remedio para erradicarte por siempre, antes que te posesiones de nuestro cuerpo.


Atentamente…Yo. Quien te ha vencido hasta hoy 04/02/2011


9 comentarios:

joselop44 dijo...

Preciosa carta. Seguirás venciendo y lo harás del todo y para siempre.
Un abrazo.

Anónimo dijo...

Querida Esme, tu coraje es tan grande como tu talento al escribir... Imposible no emocionarse con cada carta enviada al buzón de lo infinito, donde flotan los sueños sin poder dormir.
Impactante y conmovedora misiva a uno de los más terribles males de nuestro mundo... Me ha tocado por dentro, me ha estremecido hasta las fibras más hondas del recuerdo lacerante.

Te abrazo, al tiempo que te felicito por ser una vencedora, una prueba de fe. La garantía del porqué es tan importante no perder nunca la esperanza... pero nunca.

Qué grande eres mujer...
y qué gran privilegio el de poder leerte.



Cariños,

Urich

Hechadesilencios dijo...

Vencer y mantener la espada a mano y a tiempo. Te aplaudo de pie y te abrazo infinito

Anouna dijo...

Mi querida amiga, leerte me ha emocionado hasta las lágrimas, y no es emoción por emoción, es el poder entrar en la piel de alguien que ha padecido de cáncer y nos da las señas para comprender lo que se siente.

Un amigo que quiero mucho tiene cáncer al páncreas, y yo he sufrido con el impacto de la noticia, aún así me he sentido fuerte para poder estar con él y darle fuerza. He tenido miedo, lo reconozco, pues no sé de qué modo puedo llegar a él para animarle. He orado mucho, soy una persona de mucha fe. Le he escrito los poemas que hay en mi blog, no le dejaré solo es todo lo que sé.

Al contarnos la experiencia vívida por ti, me das en cierto modo una guía para comprender más, cómo es que siente quien está viviendo la enfermedad. Gracias por compartirnos tu carta muy personal, lo valoro inmensamente.

Tengo plena seguridad que llegará el día en que muchas enfermedades actuales serán erradicadas. Tengo Fe en que Dios aún hace Milagros.

Muchos besos, gracias
Anouna

Humberto Dib dijo...

Hola, Esmeralda, ando visitando blogs que suelo ver en espacios de mis amigos, el tuyo aparece en varios. Me pareció muy bueno, así que voy a quedarme por aquí como seguidor.
Si tienes ganas, te invitó a pasar por el mío.
Un saludo desde Argentina.
Humberto.

www.humbertodib.blogspot.com

Jose Fco. Delgado Abad dijo...

bonita carta, la vida a veces nos lastra demasiado, y en la lucha y en las pequeñas victorias esta el disfrutar de ella

Jose Fco. Delgado Abad dijo...

Bonito blog y bonita lucha, en la vida uno a veces entrega mas ilusión de la esperanza que recibe

DRIADA dijo...

Hacía tiempo que no entraba en tu espacio y de nuevo leo esa carta que no escribes pero que está... enfermedad de la que pocos escapan .
Un abrazo

Flor dijo...

Hoy estuve paseando por tu blog y me gustan mucho tus cartas. Hace tiempo que no publico ninguna carta, antes escribí algunas.

Te estoy dejando aqui un comentario para decirte que yo ya tuve 3 canceres y los vencí. Todos encontrados en el inicio y sin relación entre ellos, en el espacio de 9 años.

Te invito a mi casa, tiene muchas habitaciones jaja

Besitosss
Flor