lunes, 16 de febrero de 2009

Carta a la soledad


Querida soledad:




No , no me equivoqué, no es con mayúscula, porque aunque llevas nombre de mujer, no es a una mujer a quien escribo.
Te escribo a ti, a ese estado emotivo, a veces sentido, a veces buscado y otras tantas impuesta por la vida misma en el vivir de las ausencias.
Soledad, carencia de compañía, temblor de silencios, de bullas externas que no escuchamos, de algarabías internas que no quisiéramos escuchar.
¡Cuántas veces en medio de rebullicios, de voces y trastornos continuos, no ansiamos un poco de soledad! De estar con una misma, de meditar, pensar, solazarse en un buen disco, en un libro comenzado un millón de veces. Olvidarse del mundo y sólo apreciar el canto de las aves en las mañanas alegres, la lluvia que cae y hace de la tierra perfume, contemplar el ocaso y comprobar que la aurora es una promesa de mañana, puesta en mil colores que se tocan, en un cielo que soñamos sea real.
Cuando te buscamos así, en la necesidad de vivirte por un rato, eres la delicia de cualquier ser humano, pero, cuando llegas irrumpiendo en el diario vivir, cuando comienzan las pérdidas y las presencias se esfuman, cuando en vez de cómplice te conviertes en carcelera, es allí cuando la amargura de la rutina diaria, del andar entre muchos , sola, sonriendo a cada hola sin detenerte en el tiempo para seguir hablando, porque todos tienen tanto qué hacer y surge el “a ver cuándo nos reunimos, tengo mucho que contarte” y ese día nunca llega. Como cuando al llegar a casa la encuentras vacía, y el levantarse pesa y se sabe cada paso a seguir; cuando la música es nostalgia y la poesía una lágrima furtiva, es cuando quisieras que todo fuera ruido, manos, abrazos, piel y besos.

¡Ay, soledad! Cómo te he vivido en calles llenas de gente, cómo te he sentido tan dentro del alma, al despedir al amor pegada en una barandilla de aeropuerto, o diciendo adiós millones de veces a otro, sin haber jamás besado sus labios. ¡Cómo te siento en mis noches de lluvia, en cada verso que soy cuando mis amados, los que partieron antes, se hacen presente en el recuerdo de mi alma pletórica de risas idas!

¿Cómo despedirme de ti en esta carta, si te has convertido en mi sombra?


Yo.

36 comentarios:

CEHO dijo...

Hola, muy buen blog, si no sabes que ir a ver al cine, entra en mi blog y te daré mi recomendación sobre la cartelera nacional, el blog se actualiza diariamente y te provee de las mejores criticas cinematográficas del momento, ahora elegir que película ver es mas divertido.

Mª Ángeles Cantalapiedra dijo...

... De verdad que es un placer venir a este blog; escribes maravillosamente bien.

Cartas que nunca escribí dijo...

Agradecida María Ángeles por tus palabras. Tu blogs son explosiones de maravillas encontradas.

Un abrazo.

Radamanth dijo...

Asi es la soledad una amiga a veces, enconada enemiga las mas, cuando la buscamos un alivio, cuando nos apresa un suplicio, a veces un refugio, otras la carcel de las emociones, no es bueno que se convierta en nuestra sombra, asi que lucha por destronarla, lucha por sentirte acompañada, porque ese estado va matando poco a poco la alegria y vivir se convierte en algo realizado de forma automata, sin brillo, sin ilusiones, sin un presente, y menos futuro... besos y despidete de esa amiga/enemiga que todos llevamos dentro

joselop44 dijo...

Me ha encantado el modo en que describes esas distintas foras que toma la soledad. Muy bien escrito, enhorabuena.
Saludos

MARIA dijo...

PREFIERO, UNA BUENA SOLEDAD, A UNA MALA COMPAÑIA. DESDE ESPAÑA SALUDOS. PASARE POR AQUI MÁS A MENUDO, ME GUSTA COMO ESCRIBES.

Moony-A media luz dijo...

Non, je ne suis jamais seul avec ma solitude... eso decía Moustaki, pero no lo tengo yo muy claro. Me siento muchos más identificada con tus palabras.

No sé si decirte que la carta es preciosa es conveniente. Preferiría que nunca la hubieras escrito :)

Un beso grande.

Miriam dijo...

Es verdad Esmeralda, esta soledad de la que hablas tiene dos caras.
Clarísimo como lo explicas... tan necesaria a veces y tan aterradora otras...
Besos

Ricardo Musso dijo...

Supongo que sabes que Esmeralda es el nombre de una piedra preciosa muy valorada debido a su rareza, pues desde la antigüedad se descubrieron piedras preciosas de color verde como la malaquita, pero la esmeralda es la única cristalina.(Wilkipedia)

Pero en sus características humanas, las personas con ese nombre, pareciera que son portadoras de estas características: (encontradas en otras páginas)

Significado:
De origen latino. Bella como la piedra preciosa del mismo nombre. La que irradia pureza.

Características:
Es simpática y de gran personalidad. Sabe hacerse querer por sus amistades.

Amor:
Es enamoradiza y demostrativa.

Naturaleza Emocional:
Naturaleza emotiva y perceptiva. Se expresa por medio de la investigación y la comprensión. Ama la libertad de movimiento, de pensamiento y de vida. Le gusta sentirse deseado.

Naturaleza Expresiva:
Es consistente. Se expresa en la línea recta, la atención al detalle, la seguridad. Ama lo que afirma y confirma, la propiedad y la ley que ampara.

La soledad o la compañía, como sentimientos, son absolutamente subjetivos.
Vos bien lo decís cuando expresas que podemos sentirnos “solos” aún entre el “aturdimiento social” y “acompañados” en nuestra más absoluta soledad.

Por esas características psíquicas que encierran esos conceptos para nuestras percepciones de la realidad, los sentimientos de soledad o compañía son actitudinales, y por ende depende de nosotros sentirnos bien o mal, en cualquiera de esos estados.

La Esmeralda, la piedra, se encuentra en minas subterráneas, por ende hay que sumergirse para poder encontrarlas, pero una vez emergida a la superficie y poniéndole el nombre de Esmeralda, si reúne las características humanas que te mencioné, es imposible que sufra de soledad, a lo sumo estará confundida y creerá que esta sola!.
Pero esa subjetividad no la puede “enceguecer”… y nosotros ¿Qué somos? acaso!..., la NADA!

Besos.
Rik

Cartas que nunca escribí dijo...

Ricardo: permíteme un abrazo inmenso. Qué maravilla de comentario, cuánto detalle y sobre todo, cuánta dedicación en buscar los significados del nombre y las características de la gema. De las piedras preciosas, debo confesar es la esmeralda mi preferida. Aunque la piedra para mí, según mi horóscopo, sea el lapislázuli (que también me gusta). Es indudable que mis cartas lleven una carga inmensa de mis estados de ánimo, es indudableque escribo cartas a lo que nunca se le escribe cartas, le escribo a las emociones, a los sentimientos...a personajes de ficción y dentro de ellas o por ellas a sus creadores, a gente común que he conocido, a seres que marcaron mi vida y que son reales y a las que les debía una carta desde siempre pública, para hacerles público mi amor y agradecimiento por estar, por ser...por haber sido puntales en mi crecmiento como mujer. Le escribo inclusive a una hija que no tengo ni tuve jamás. Por alli aparecerán esas emociones o sentimientos, que preferimos no sacar a pasear mucho, pero que son intrínsicos en el ser humano y los vivimos alguna vez aunque sea de "refilon" para usar un término venezolano coloquial.
Mi naturaleza no es triste, siento tristezas por las marismas que me han tocado vivir , sobre todo en los últimos tiempos, pero no soy para nada una mujer echada al derrumbe o a la calamidad por tiempo indefinido, vivo mis emociones, el amor o el desamor, sus duelos, sus alegrías, todo, soy simplemente una mujer que escribe cartas a lo que la arrasa en el instante, a lo que ha vivido en algún momento , a lo que vive y la atormenta como a lo que la hace reir y tomar del mejor humor posible, aunque el alma llore.

Y sé no estoy sola, por cierto, he escuchado con deleite una canción en la voz de Diana Navarro, SOLA, quien me ha hecho de alguna manera recrear en palabras lo que en poca letra y la mucha melodía, expresa en inmensidad, describiendo el estar SOLA.

Gracias ...por tu dedicación.

DRIADA dijo...

esa soledad que a pesar de no escribirse con mayusculas tiene nombre propio en cada uno de nosotros.
Triste es tanto si la buscas como si no
Un beso

GAB dijo...

que tal, como siempre un gusto leerte ¿sabes que tu forma de escribir me recuerda la forma de pintar del holandes Vermeer? asi como ese cuadro de la costurera en donde el tiempo se detiene logras hilar las palabras en esos sentimientos que nos son tan comunes a todos.

saludos mexicanos

Raúl dijo...

Peor que un resfriado crónico. Así es la soledad.

feli dijo...

Hola,

Reina perdon por tener tardado...no ando en mis mejores dias...pero cada dia intentare poner me ao dia.

Mi ha encantado tu texto...yo prefiro antes la soledad...que estar en meio a tantos y sientirme solo .....a descia un sabio Antes un verdadero amigo que 500 regulares....
Gracias... por conseguir llegar la alma de tantos encluso la mìa...

Beso gordo

Georgia dijo...

saludos
un abrazo

Ricardo Musso dijo...

Bella Esmeralda (la piedra y vos!).

Te retribuyo el abrazo, y gracias por esa “carta que nunca me escribiste” a mi comentario.
Busqué y escuché la canción de Diana Navarro.
Qué bueno sería poder acompañar la soledad de esas mujeres!, la de Diana y la de Esmeralda.
Pero intuyo que no es eso lo que quieren, ¿estarán enamoradas de la soledad?.
Me gustó esa diferenciación que haces en tu carta (hacia mi) entre el SER, y el ESTAR o SENTIR.
El SER es la esencia misma de las cosas, lo innato, inmodificable. El ESTAR o SENTIR, solo un tránsito de esas mismas cosas!.
Habrá que esperar entonces!

Besos.
Rik

Lilyth dijo...

ay soledad!! mi eterna compañera, lo supe desde la infancia, cuando jugaba entre seres imaginarios. Hay veces que me resulta difícil hacerle un lugar y otras, como dices, nos encontramos de frente entre la bulla y la gente a tomar un café alegremente...

;)

Antonella Beatriz Cuevas Zambrano dijo...

A mi me encanta tu blogs, lo estoy leyendo de a poco para disfrutar las palabras...
gracias por visitarme y dejar una flor....
antonella

Rosa dijo...

¡Preciosa tu manera de escribir!
La soledad no me gusta nada.
Todo un placer inmenso leerte.
Saludos

Inés Bohórquez dijo...

Tengo algo que decirte soledad:

Y bueno Soledad tiempo sin sentirte de cerca y que ahora te recuerdo, porque has encontrado de nuevo mi dirección...

un abrazo

feli dijo...

Saudade palavra triste quando si perde um grande amor......

Beso gordo....


Pd. esta en portugues.

Marina-Emer dijo...

Hola:Me encanta cómo escribes,tu post ya le repasé más de 2 veces,todo el texto,y no me extiendo más no se me vaya otra vez el comentario.
Besos
Marina

€_r_i_K dijo...

La única soledad real es la que la duda de saber el siguiente encuentro, hace que abrazar el resto de las cosas que nos desean, valorando el entorno, nos haga parecer más acompañados.....

Salu2ssss

Nokenicus dijo...

Hola, pasando a saludar y tambien para invitarte a que pases y veas mi blog a ver si encuentras algo de tu agrado y si te gusta intercambiemos enlaces, una suerte de fucionar dendritas o algo asi diria yo,je.
Saludos y hasta la proxima.

Matías dijo...

Hola, soy Matías, escritor, periodista, y estudiante de letras de Montevideo, Uruguay. Debo decir que este es un blog genial. Me encantó el material de brillante calidad. Saludos.

estoy_viva dijo...

Cual de ellos es la peor, siempre sera la peor aquella que viene impuesta la que no buscamos, porque es la que mas duele, porque deseamos estar en compañía de esa persona que amamos que por una razón o otra ya no esta con nosotros que nos hace falta, que no encontramos el camino para decir adiós a esta soledad que se hace tan pesada.
Es precioso lo que escribes, te seguire visitando.
Con cariño
Mari

Incombustible dijo...

Yo te tengo otra canción, seguro la conoces: "Que se llama soledad" del gran Sabina. Y qué decirte, que si no le escribimos a lo bueno y a lo no tanto, si no hacemos un pacto con nuestros ángeles y demonios, no hay manera de reconocer, desde los abismos, cuan alto podemos llegar.

Un beso, querida...queridísima amiga

BUENAS NOTICIAS dijo...

Hola,

Acabo de descubrir tu blog y me ha encantado la idea de las cartas que nunca escribiste. Genial, enhorabuena!!!

Elena

pande... dijo...

Gracias por esas cartas tan hermosas, que escribes, además con mensaje implícito en todas ellas.

Perdona que no me pase tan amenudo como si fuese mi deseo, pero hago muchas cosas y me falta tiempo.

Agradecerte todas tus visitas, y gracias por seguirme en ambos blogs, es un gesto admirable por tu parte.

ME ENCAnTA TU PROFESIÓN, SOÑADORA; PORQUE ME CONSIDERO ALMA SOÑADORA...


besiños neniña

Maite

Cartas que nunca escribí dijo...

A todos...¡gracias! son los mejores lectores de cartas jamás conocidos.


Besos.

KAMELUCHA,.,.,.,.,., dijo...

Es hermosa la carta,,,
verdaita que sii...
es una delicia la soledad,,segun voy siendo mayor, mas aun,,podria ser lo contrario pero no...,
es mi amiga,,mi mejor amiga,,
uno a veces la busca,,la busca desesperadamente.,,
de alguna forma estoy de aucerdo contigo en todo todo...,
cierto es que a veces la soledad la sientes en el mayor bullicio,,,

es una delicia lleerte..
besiñoss

Imaginario dijo...

me encanta tu manera de ezcribir y la edicion de tu blog te felicito! saludos

Marina-Emer dijo...

Una maravilla de poesía y más aún leer verso a verso despues de haber leido el relato.precioso amor nada de odio,(amor)una carta bella.
Abrazos
Marina

Mery Larrinua dijo...

Soledad..sendero para la inspiracion. besitos mery

Hecha de silencios dijo...

Soledad…no te vayas ¿o si?
Te beso

Cartas que nunca escribí dijo...

¡Que no diera para no sentir esta soledad y este desamparo!
Gracias por el beso, mendrugo quizás del mermado refugio nocturno a la interperie, sujeto a toda desaparición por ser tan frágil, tan dado a desvanecerse.
Gracais , sin embargo, por la presencia en esta soledad.